Infertilidad masculina

 

 

Aparato reproductor masculino:

 

Se define como el conjunto de órganos que permiten la reproducción humana. Dentro de estos órganos encontramos los testículos, encargados de fabricar espermatozoides y hormonas masculinas, el epidídimo, conducto enrollado que permite la maduración espermática, los conductos deferentes, que transportan los espermatozoides hacia su vía de salida, las vesículas seminales, que producen la mayor cantidad del volumen seminal eyaculado, la glándula prostática, cuya secreción también forma parte del líquido seminal, los conductos eyaculadores, que llevan el semen hacia la uretra, la uretra, conducto a través del cual el semen es eyaculado al exterior y, por último, el pene, órgano eréctil que permite el coito. Cada uno de estos órganos tiene una función determinada en la reproducción y su alteración puede derivar en problemas de infertilidad.

 

 

Los espermatozoides son células que se producen únicamente en el testículo y existen múltiples causas y enfermedades que pueden reducir significativamente el número (oligozoospermia), la movilidad (astenozoospermia) y/o la forma (teratozoospermia) de los espermatozoides.

 

Las enfermedades que afectan la producción y/o función de espermatozoides pueden estar a nivel pretesticular, testicular, postesticular o espermático.

 

Pretesticular: porque afectan por ejemplo la glándula hipotalámica y/o hipofisaria. Estas glándulas generan las hormonas que estimulan al testículo para la producción de espermatozoides, por lo tanto el problema está antes del testículo.

 

El factor pretesticular es una causa infrecuente de infertilidad masculina. Entre ellas podemos nombrar el Síndrome de Kallman.

Testicular: son las que afectan directamente al testículo. Dentro de las causas testiculares podemos enumerar enfermedades tan variadas como: el Síndrome de Klinefelter, Síndrome de Sértoli solo, microdeleciones del cromosoma Y, criptorquidia, varicocele, agentes externos (quimioterapia, radioterapia, drogas, químicos ambientales, tabaco).

 

Postesticular: ya que la alteración se debe a una obstrucción en la vía de salida de los espermatozoides y/o el fluido seminal, es decir, después del testículo. Como ejemplo podemos mencionar la agenesia bilateral congénita de conductos deferentes (ABCD).


Espermático: problemas del espermatozoide propiamente dicho. Por ejemplo en su capacidad energética y fecundante.

Espermático: problemas del espermatozoide propiamente dicho. Por ejemplo en su capacidad energética y fecundante.

La infertilidad también puede deberse a factores relacionados con el coito como problemas en la erección, eyaculación precoz, eyaculación retrógrada (hacia la vejiga), etc.

© CGF Sur. Todos los derechos reservados